miércoles

Reseña: Ragdoll (Muñeco de trapo) de Daniel Cole

«Ragdoll, el muñeco de trapo» es el nombre con el que los medios sensacionalistas han bautizado al macabro hallazgo en un piso vacío de Londres. Cuelga del techo mediante unos hilos, apunta con un dedo hacia la ventana y está hecho con «retales» de seis personas, cosidos para formar un solo cuerpo del que solo han podido identificar la cabeza. ¿Quiénes eran las otras cinco víctimas? ¿Y por qué el dedo del Ragdoll señalaba hacia el apartamento de enfrente, donde vive el detective William Fawkes, alias Wolf?

¿Qué nos ha gustado? 
- Nuevo en nuestra listaRagdoll es la primera novela que leemos de Daniel Cole y, la verdad es que nos ha gustado muchísimo. Su estilo es fluido y correcto, con el nivel de detalle justo para no cansar al lector pero sin que tampoco nos deje con la miel en los labios. Los diálogos son otro de sus puntos fuertes. Conversaciones entre personajes consistentes y acertadas, distribuidas en su justa medida. Un autor que, a partir de ahora, seguiremos de cerca.
- Sorpresa tras sorpresa: la trama de Ragdoll es un autentico torbellino, una montaña rusa de giros imprevisto y sorpresas inesperadas que, muchas veces, nos dejarán con la boca abierta, tratando de adivinar qué pretenden los personajes sin que consigamos descubrir la verdad a tiempo.
- Rodeados de grandes amigos: los personajes de Ragdoll merecen una mención especial en esta reseña pues todos ellos (sin excepciones) destacan por su construcción narrativa impecable y la solidez literaria de sus diversas personalidades. Destacar entre todo el elenco a Wolf, una figura contradictoria que nos hará amarle y odiarle a partes iguales.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Más profundidad: en algunos aspectos, se echa en falta algo más de detalle por parte de Cole,  especialmente en el trasfondo de los personajes. Menciones pasajeras a problemas pasados o errores que nunca llegan a concretizarse a pesar de la importancia circunstancial que pueden tener en el novela.

0 comentarios :

Publicar un comentario