miércoles

Reseña: Warcross de Marie Lu

«Todo es ciencia ficción hasta que alguien lo convierte en ciencia real». Para los millones de usuarios que se conectan en busca de adrenalina o por la euforia de experimentar un nuevo estilo de vida, Warcross es más que un juego; es una revolución. Emika Chen trabaja como cazarrecompensas rastreando a los jugadores que vulneran la ley. Y se trata de un mundo competitivo, por lo que un día asume un desafío muy arriesgado: hackear la partida inaugural de los campeonatos mundiales. Convencida de que van a detenerla, Emika se sorprende cuando en su lugar recibe una llamada del hermético creador de Warcross con una oferta irresistible: introducirla en la próxima edición del torneo para investigar un fallo de seguridad. En Tokio le esperan la fama y la fortuna. Y el juego le ofrece una partida sin consecuencias... ¿Verdad?

¿Qué nos ha gustado? 
- En un nuevo mundo: uno de los dones que siempre ha tenido Marie Lu como autora ha sido su enorme capacidad para construir universos literarios desde cero y hacernos disfrutar de ellos como si fueran nuestro hogar. En este sentido, Warcross no es una excepción en su trayectoria. La imaginación y originalidad que desprende el mundo de Emika nos ha dejado maravillados.
- De todoWarcross nos ha recordado mucho a la saga Legend pues hereda de sus antecesores la mezcla de géneros que tan bien dominó Lu en sus primeros tres libros. Una vez más encontramos misterio, romance, acción y peligros inesperados, todo ello sustentado sobre una base gaming que le da una dosis de ciencia ficción extra.
- Diferentes: últimamente no hacemos más que encontrarnos novelas juveniles con heroínas prototípicas que son calcos unas de otras. Sin embargo, en Warcross esto no sucede (por suerte). Emika es una protagonista imaginativa e inteligente que posee su propia personalidad, muy alejada de lo esperado.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Amor descafeinado: lo único que hemos echado en falta en Warcross es algo más de romance. Es cierto que el amor no falta en la novela pero aparece tan diluido (en parte, por culpa de la personalidad tan particular de de Hideo) que no hemos conseguido disfrutar de él al 100%.


0 comentarios :

Publicar un comentario