martes

Reseña: Morir no es lo que más duele de Inés Plana

Un hombre aparece ahorcado en un pinar a las afueras de Madrid, con los ojos arrancados de cuajo. En uno de sus bolsillos se halla un papel con el nombre y la dirección de una mujer: Sara Azcárraga, que vive a pocos kilómetros del escenario del crimen. Frágil, solitaria, bebedora de vodka en soledad, Sara rehúye cualquier contacto con las personas y trabaja desde casa. El teniente de la Guardia Civil Julián Tresser se hace cargo del caso, asistido por el joven cabo Coira, que se enfrenta por vez primera a una investigación criminal, una investigación difícil, sin apenas pistas, con demasiados enigmas. A medida que el teniente Tresser avance en sus indagaciones, descubrirá unos hechos que darán un trágico vuelco a su existencia y le conducirán a un viaje a los infiernos que marcará su vida para siempre.

¿Qué nos ha gustado? 
- Ellos, los reyes: los personajes de Morir no es lo que más duele son, sin lugar a dudas, el punto fuerte de la novela. Los matices y el volumen del que Inés Plana consigue dotarles hace que su presencia en la novela se vuelva real, tangible, como si de personas se tratara. El detalle con el que la autora perfila así mismo el pasado de cada uno de ellos y su personalidad también contribuye a reforzar su humanidad.
- Hacia el éxitoMorir no es lo que más duele es uno de los libros revelación de este año. Y no solo por la repercusión mediática que lleva a sus espaldas sino por la trama en sí, impecablemente construida, sin flecos sueltos que desdibujen la historia, y magníficamente resuelta, con uno de esos finales que consiguen sorprendernos y convencernos a partes iguales.
- Jugando a los detectives: Morir no es lo que más duele es una novela thriller de estilo policiaca cuyo centro único es la investigación a la que se enfrentan los protagonistas. La fórmula es ya conocida por todos, es cierto, pero Plana la dota de un realismo total. Nada de milagros tecnológicos ni descubrimientos sacados de la chistera. Los acontecimientos se asientan en la realidad y nada más que en eso.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Principio descafeinado: el punto más débil de la novela es el arranque, plagado de personajes y acontecimientos que hacen que el lector no se sienta cómodo en las primeras páginas.

0 comentarios :

Publicar un comentario