miércoles

Reseña: Anatomía de un escándalo de Sarah Vaughan

El marido de Sophie, James, es un padre amoroso, un hombre apuesto, una figura pública carismática y exitosa. Y sin embargo, se le acusa de un terrible crimen. Sophie está convencida de su inocencia y está desesperada por proteger a su preciosa familia de las mentiras que amenazan con separarla. Kate es la abogada encargada de llevar la acusación en el juicio: una profesional experimentada que sabe que solo se puede ganar el caso a través de una buena argumentación. Pero Kate busca la verdad en todo momento. Está segura de que James es culpable y que debe pagar por sus crímenes.

¿Qué nos ha gustado? 
- Centro único: Anatomía de un escándalo es una novela en la que los personajes tienen mucha importancia y se convierten en el núcleo absoluto de la trama. Por suerte, todo el elenco esta muy bien trabajado por parte de Sarah Vaughan, tanto en carisma como en construcción narrativa, con multitud de capas que hacen que principales y secundarios ganen en complejidad según avanza la historia.
- La cruda realidad: en Anatomía de un escándalo Vaughan aborda realidades de máxima actualidad que nos harán pensar y reflexionar a lo largo de toda la novela. Además, el hecho de que se opte por el realismo a la hora de tratar estos asuntos, hace que el dramatismo de la trama se mantenga en límites elevados, acrecentando nuestro interés.
- Apuesta seguraAnatomía de un escándalo es una novela altamente recomendable que nos ha sorprendido gratamente. Es dinámica, adictiva y muy bien escrita. Un thriller con tintes psicológicos en la que apreciaremos lo voluble que puede ser la verdad y lo cambiantes que son las realidades.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Detalles y más detallesAnatomía de un escándalo es una novela muy descriptiva. Vaughan inserta muchas páginas en las que solo encontramos párrafos de descripciones. Es cierto que esto contribuye al desarrollo de los personajes pero también ralentiza en muchos puntos el ritmo.

0 comentarios :

Publicar un comentario