miércoles

Reseña: Negro como el mar de Mary Higgins Clark

Solo desea huir de la humillante escena del arresto de su prometido la víspera de su boda. Celia Kilbride, experta en joyas, acepta un puesto de trabajo en el transatlántico Queen Charlotte para escapar de la atención pública. Allí conoce a Lady Emily Haywood, de ochenta y seis años, dueña de un collar de esmeraldas de incalculable valor que desea donar a un museo tras el crucero. Pero el tercer día de travesía encuentran a Lady Emily muerta y el collar ha desaparecido. La lista de sospechosos no hace más que crecer. Celia se dispone a encontrar al asesino sin darse cuenta de que se ha puesto en peligro mortal antes de que el crucero llegue a su fin.

¿Qué nos ha gustado? 
- En la línea: Negro como el mar es un libro que recuerda a la mejor Mary Higgins Clark. Una lectura ágil, con una trama bien trabajada que no se pierde en un final superfluo y que, sobre todo, cuenta con la dosis exacta de giros y sorpresas para que nos mantengamos enganchados, dominados por completo por la intriga de la historia.
- Viejos y nuevos: en Negro como el mar nos encontramos con dos viejos conocidos, Alvirah y Willy, cuya presencia vuelve a resultar tan carismática como en libros precedentes. Aun así, las nuevas incorporaciones tampoco se quedan atrás y el elenco que nos acompañará a lo largo de la novela se convertirá en una gran familia ara el lector, heterogénea pero bien construida.
 - Por alta mar: en cuanto a los escenarios, una vez mas tenemos que alabar la capacidad descriptiva de Higgins Clark, escueta pero muy precisa, tal y como nos tiene habituados la autora. El magnifico transatlántico Queen Charlotte cobra vida delante del lector y sus bellos espacios nos harán viajar a bordo de sus camarotes de primera.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Con listado: el único problema que encontramos en Negro como el mar fue la gran cantidad de personajes que tiene el libro pues resulta complicado, sobre todo al principio, memorizar semejante numero de nombres e historias individuales, si no llevamos un listado al margen.


0 comentarios :

Publicar un comentario