martes

Reseña: Mil veces hasta siempre de John Green

Aza nunca tuvo intención de investigar el misterio del multimillonario fugitivo Russell Pickett. Pero hay una recompensa de cien mil dólares en juego y su mejor y más intrépida amiga, Daisy, no está dispuesta a dejarla escapar. Así, juntas, recorrerán la corta distancia y las enormes diferencias que les separan del hijo de Russell Pickett, Davis. Aza lo está intentando. Trata de ser una buena hija, una buena amiga, una buena estudiante y, tal vez, incluso una buena detective, mientras vive en la espiral cada vez más estrecha de sus propios pensamientos.

¿Qué nos ha gustado? 
- De cabecera: Mil veces hasta siempre es uno de los libros sobre enfermedades mentales más intenso y realista que hemos leído en años. Un lectura totalmente recomendable para aquellos que padecen este tipo de dolencias pero también para quienes no saben nada acerca de ellas, pues supone un acercamiento inmejorable a la realidad cotidiana, los trastornos y las dificultades sociales, tratadas por John Green con delicadeza y acierto.
- Nada que verMil veces hasta siempre es muy diferente al resto de novelas de Green, tanto en el tema como en el tratamiento. Sin embargo, la habilidad del autor para deshojar el alma de los personajes y llegar hasta el corazón de los lectores sigue muy presente por lo que disfrutaremos de la lectura, especialmente si somos fans de Green.
- Centro único: la protagonista de Mil veces hasta siempre es una figura indiscutiblemente maravillosa. Su cercanía con el lector y su capacidad para generar empatía, hacen que la historia cobre vida y sintamos sus problemas como propios.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Sin amor: el romance no está bien tratado en Mil veces hasta siempre. Aunque no es el núcleo principal de la trama, las diferentes relaciones personales que aparecen en el libro resultan forzadas, carentes de química y más bien impostadas para añadir a la fuerza un toque sentimental a la historia.

0 comentarios :

Publicar un comentario