jueves

Reseña: Las chicas malas besan mejor de Elie Grimes

Zoey es hermana de Dalton y la mejor amiga de Adrian, con quien su familia querría verla casada. Con apenas 30 años ya ha montado su propia empresa de catering con su compañera Sally, que quisiera tener algo más con Dalton. Cuatro amigos persiguiendo el amor. ¿O no? Zoey lleva una vida sin sobresaltos y en realidad lo que más le gusta es el momento de llegar a casa y compartir momentos con Sushi, su gato. Pero todo va a complicarse cuando conoce a Matthew Ziegler, el crítico culinario más influyente de Nueva York, un tipo insoportable que parece decidido a poner prueba sus habilidades de cocinera hasta en los más mínimos detalles...

¿Qué nos ha gustado? 
- Los cuatro mosqueteros: Las chicas malas besan mejor entrelaza la vida de cuatro amigos cuyas idas y venidas se combinan a lo largo de todo el libro, mostrándonos lo mejor de la amistad, el amor y la familia. Sin embargo, Zoey es, sin duda, la estrella del cuarteto y su presencia resulta imprescindible por su carisma y el cariño que despierta.
- Bienvenidos: en cuanto a la prosa, Las chicas malas besan mejor reúne los mejores ingredientes del genero chick lit: la frescura en los diálogos, la narrativa amena y las descripciones escuetas y directas. Un estilo muy característico que gustará mucho a los amantes del género romántico.
- Humor y amor: Las chicas malas besan mejor combina muy bien el humor desbordante y los momentos románticos. El equilibrio entre las risas y la ternura está muy bien llevado por parte de Elie Grimes por lo que el lector disfrutará de una lectura distendida, que no apunta alto, pero que nos proporciona las dosis perfectas de entretenimiento y diversión.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Sin novedades: dejando al margen a los personajes principales, el resto de figuras de Las chicas malas besan mejor pecan un poco de estereotipadas.


0 comentarios :

Publicar un comentario