martes

Reseña: El fuego invisible de Javier Sierra

David Salas, un prometedor lingüista del Trinity Collage de Dublín, se encuentra, después de aterrizar en Madrid para pasar sus vacaciones, con Victoria Goodman, una vieja amiga de sus abuelos y con su joven ayudante, una misteriosa historiadora del arte. Ese hecho trastocará sus planes y lo empujará a una sorprendente carrera por averiguar qué ha sucedido con una de los alumnos de la escuela de literatura que regenta lady Goodman. Para su sorpresa, la clave parece esconderse en el mito del grial y su vinculación con España.

¿Qué nos ha gustado? 
- Destinada a triunfar: El fuego invisible tiene todos los ingredientes que siempre encandilan al público mayoritario: un misterio con tintes esotéricos, un ritmo muy ágil que te arrastra por el libro sin que te des cuenta y unas pinceladas (nada desdeñables) de historia y mitología que a todos nos encanta. En este sentido, la novela es sobresaliente (muy en la línea de las obras de Dan Brown) y consigue entretener y mantener nuestro interés.
- Bien dicho: a Javier Sierra le conocemos desde hace muchos años y su calidad narrativa está fuera de duda. Sin llegar a ser un maestro prosístico, su pluma convence por lo amena que resulta y lo bien que se funde con el carácter de sus novelas.
- De menos a más: la trama de  El fuego invisible va ganando fuerza conforme avanzamos, en una clara progresión ascendente, que mejora tanto en intriga como en ritmo. Así, Sierra nos va sumergiendo poco a poco en la historia y en las diversas teorías que manejan los personajes, sin llegar a saturarnos con capítulos expositivos interminables.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Vaya empiece: el prólogo de El fuego invisible es bastante insulso. A nuestro juicio, con demasiados diálogos y una clara monotonía narrativa que hace que el arranque del libro se haga un poco cuesta arriba.

0 comentarios :

Publicar un comentario