jueves

Reseña: La separación de Dinah Jefferies

Malasia, 1955. Lydia Cartwright regresa de un viaje de tres semanas tras visitar a una amiga enferma. Al llegar se encuentra la casa vacía, los criados se han marchado, el teléfono no tiene línea... Su marido, Alec, un funcionario de la administración colonial, y sus hijas, Emma y Fleur, han desaparecido. Asustada y desesperada intenta averiguar qué ha pasado. Todo parece indicar que a Alex lo han destinado al norte del país. Pero ¿por qué no la ha esperado? ¿Por qué no ha dejado siquiera una nota? Lydia, sobreponiéndose a la angustia, sin apenas dinero, se embarca en un azoroso viaje por la península de Malaca, a través de una peligrosa selva sacudida por la guerra e infestada de bandas armadas y minas terrestres.

¿Qué nos ha gustado? 
- No te decepcionará: La separación es un drama histórico de los que dejan huella en el lector. No le falta suspense para mantener nuestro interés en alza. Tampoco romance, por lo que nuestro lado más tierno saldrá a relucir en más de una ocasión, ni tristeza para que podamos dar rienda suelta a nuestros sentimientos. Dinah Jefferies ha sabido equilibrar todos los ingredientes y el resultado es un libro excelente que rivaliza con Antes de la lluvia y La mujer del cultivador de té en calidad e intensidad.
- La de siempre: aunque éste es el tercer libro que leemos de Jefferies (después de Antes de la lluvia y La mujer del cultivador de té) ha sido muy agradable encontrarnos de nuevo con la magnífica prosa de esta autora. Descripciones bellísimas, diálogos que cobran sentido y una narración fluida y sin trompicones que acompaña con soltura la historia hasta su conclusión.
- En país extranjero: como ya vimos en Antes de la lluvia, Jefferies es una autora a la que le gusta trasladarnos a países exóticos en sus novelas y, por suerte para nosotros, su manejo de las descripciones hace que estos “viajes” literarios sean un auténtico placer. En La separación presenciaremos la belleza sin igual de Malasia y veremos de primera mano las tradiciones locales, sin caer en detalles innecesarios que entorpezcan nuestra lectura.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Más lento: en comparación con Antes de la lluvia o La mujer del cultivador de té, La separación es un libro más pausado y ciertos capítulos pecan de una lentitud exasperante que nos obligará a echar mano de paciencia.

0 comentarios :

Publicar un comentario