miércoles

Reseña: Una corte de alas y ruina de Sarah J. Maas

Feyre ha vuelto a la Corte Primavera decidida a desvelar las artimañas de Tamlin y las razones del rey que amenaza Prythian. Pero para hacerlo, tendrá que jugar al mortal juego del engaño… un solo paso en falso podría condenarla, no solo a ella sino a todo su mundo. La guerra se cierne sobre todos, y Feyre tendrá que elegir muy bien en quién confiar.

¿Qué nos ha gustado? 
- Más y mejor: hemos de reconocerlo. Después de lo muchísimo que nos gustaron Una corte de rosas y espinas y Una corte de niebla y furia, temíamos miedo de empezar Una corte de alas y ruina por si la decepción echaba por tierra nuestras expectativas. Por suerte, no ha sido así. El tercer y último libro de la saga es igual de espectacular que sus predecesores, con todos los ingredientes que nos han enamorado de esta serie y más amor y acción que nunca. Nuestra más sincera enhorabuena a Sarah J. Maas por haber sabido superar el listón, a pesar de lo difícil que era.
- Seguimos creciendoUna corte de alas y ruina no es, ni mucho menos, una novela “de relleno” que viene a cerrar la trilogía y punto. Al contrario. Maas ha continuado la construcción ambiental de Prythian, mejorado la evolución de los personajes e incluso aportado información adicional sobre su pasado. Todo esto contribuye a que la serie en su conjunto gane riqueza.
- Dúo de titanes: en cuanto a los personajes, Rhys y Feyre vuelven a ser la joya de la corona y la sintonía que se crea entre ellos supera incluso a la que tenían en Una corte de niebla y furia. Sin embargo, los personajes secundarios no se quedan atrás. Las hermanas de Feyre, Lucien e incluso Tamlin no decepcionan, sobre todo, por lo bien caracterizados que están una vez más.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Más empastado: a diferencia de los dos libros anteriores, Una corte de alas y ruina es una novela más irregular en cuanto a ritmo se refiere. Sí, es cierto que la acción no falta pero en algunos capítulos el dinamismo imperante se ralentiza creando una sensación de pausa innecesaria.

0 comentarios :

Publicar un comentario