martes

Reseña: La luz tras la ventana de Lucinda Riley

Emilie de la Martiniéres siempre ha luchado contra su ascendencia aristocrática, pero tras la muerte de su madre se descubre sola en el mundo, única heredera de la gran casa donde pasó su infancia en el sur francés. Un viejo cuaderno con poemas la lleva a indagar en la vida de la misteriosa y bella Sophia, cuya trágica historia de amor lo cambió todo. A medida que Emilie avanza en su búsqueda, también ella se embarca en su propio viaje de descubrimiento: quizás en el castillo encuentre las huellas de su intricado pasado para, finalmente, abrir las puertas al futuro. Londres, 1943. Constance Carruthers es reclutada como espía durante la Segunda Guerra Mundial. Separada de su contacto en Francia, tropieza con una acaudalada familia atrapada en un terrible juego de mentiras y secretos.

¿Qué nos ha gustado? 
- A dúo: una vez más, Lucinda Riley recurre a la narración dual en diferentes épocas históricas para conducir la trama de La luz tras la ventana. Y, una vez más, la fórmula le funciona a las mil maravillas pues gracias a ello consigue que la historia adquiera más dimensión y profundidad. Está claro que la autora ha hecho de este tipo de narrativa su arma secreta.
- Descubriendo secretos históricos: un aspecto que nos ha gustado y llamado la atención a partes iguales de La luz tras la ventana es el entramado histórico de la novela. Riley nos descubre aspectos muy interesantes del pasado que la mayoría no conocíamos, como el programa de operaciones especiales de Churchill, haciendo que el libro sea entretenido e instructivo a partes iguales.
- Dúo de diosas: Emilie y Connie son dos personajes increíbles, de los mejores que Riley ha creado hasta la fecha. Entre las dos forman un tándem explosivo que convierte una historia buena en una lectura sobresaliente.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Increíble… pero cierto: la primera parte de La luz tras la ventana puede resultar un tanto surrealista y hacer que los lectores se planteen si quiera continuar con la lectura. Nuestro único consejo es que apeléis a la fe ciega y confiéis en Riley. La historia cambia por completo con la llegada de Connie y las piezas, por muy increíbles que nos parezca, acabarán encajando a la perfección.

0 comentarios :

Publicar un comentario