martes

Reseña: La huella de una carta de Rosario Raro

La apacible vida de Nuria con su marido, un comercial al que no ve lo que quisiera, se altera cuando ella lee en la prensa un enigmático anuncio que le despierta su sueño de dedicarse a la escritura. Sin saber a ciencia cierta de qué se trata, acepta convertirse en la escritora anónima de las respuestas a las cartas que el consultorio radiofónico de Elena Francis recibe. Su labor parece sencilla: encargarse de responder las cartas que no da tiempo a radiar. Pero todo cambia cuando una oyente desesperada le habla de unos niños nacidos con terribles malformaciones. Nuria decide investigar su origen y destapa una trama internacional de corrupción que pondrá en jaque su vida y cambiará su destino para siempre.

¿Qué nos ha gustado? 
- La historia desde otro lado: a estas alturas son pocos los que no han escuchado hablar (aunque sea de oídas) del programa radiofónico de Elena Francis y el caso de la Talidomida, uno de los capítulos más controvertidos y duros de la historia reciente de España. A través de las páginas de La huella de una carta, Rosario Raro nos ofrece una perspectiva diferente del dramático suceso, revelando detalles poco conocidos del mismo y mostrándonos la cara más oculta (y a veces oscura) de los medios de comunicación.
- Desarrollo interiorLa huella de una carta es una novela muy dinámica, que prioriza los hechos sobre el resto de elementos. Sin embargo, esto no impide que Raro conceda una relevancia especial al dramatismo. Las emociones encontradas se dan cita a lo largo de toda la historia y la autora consigue arrancarnos más de un suspiro de pesar y alguna que otra sonrisa de felicidad.
- Una reina: Raro construye un elenco muy sólido en el que destaca nuestra protagonista, Nuria. Una mujer valiente y decidida cuyo arrojo y determinación acaban por ganar nuestra simpatía incondicional.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Arranque complicado: los primeros capítulos de La huella de una carta pueden hacerse un poco cuesta arriba. Raro se pierde demasiado en las autolamentaciones de Nuria y el empaste que genera dificulta en primera instancia la lectura.

0 comentarios :

Publicar un comentario