jueves

Reseña: Harry Potter y el prisionero de Azkaban de J. K. Rowling (ed. ilustrada)

El Señor de las Tinieblas está solo y sin amigos, abandonado por sus seguidores. Su vasallo ha estado encadenado doce años. Hoy, antes de la medianoche, 
el vasallo se liberará e irá a reunirse con su amo. Tras un percance mágico de proporciones gigantescas, Harry Potter huye de la casa de los Dursley y de Little Whinging en el autobús noctámbulo y supone que se enfrentará a duras represalias. Pero el ministro de Magia tiene otros problemas más acuciantes: Sirius Black, el infame prisionero y fiel seguidor de Lord Voldemort, se ha fugado de la prisión de Azkaban. Dicen que está buscando a Harry, y el ministro de Magia ha enviado a los dementores de Azkaban, esos seres que absorben el alma con su beso, a vigilar los terrenos del colegio.

¿Qué nos ha gustado? 
- Sublime: para los fans de la saga y para aquellos que aún no se han adentrado en el universo Harry Potter pero están deseando hacerlo, las novelas ilustradas son una lectura obligatoria. La perfecta conjunción entre imagen y texto, y la excelencia general de la obra, hace que estos libros se conviertan en un regalo para el lector y una lectura inolvidable.
- Mismo listón: no nos cansaremos de cantar a los cuatro vientos lo mucho que nos gusta el trabajo de Jim Kay. Sus ilustraciones son perfectas. Saben capturar la esencia de la obra a la perfección y aportan un añadido visual a la trama que la enriquece y mejora hasta el detalle.
- Bien armado: lo que más nos gusta de las obras ilustradas de Harry Potter es lo bien distribuidas que están. Las imágenes no saturan al lector pero tampoco le dejan con ganas de más. Ocupan las páginas necesarias y recrean los momentos precisos para que vivamos la historia con más intensidad.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Caro: aunque hay que tener en cuenta la calidad, el papel y la encuadernación de la obra, hay que reconocer que los libros ilustrados de Harry Potter no son aptos para todos los bolsillos.


0 comentarios :

Publicar un comentario