jueves

Reseña: El Club de la Buena Estrella de Amy Tan

En 1949, cuatro mujeres chinas que recientemente han emigrado a San Francisco inician una serie de reuniones durante las que comen dim sum, juegan al mah-jong y hablan. Unidas por lo que comparten, la pérdida y la esperanza, se hacen llamar El Club de la Buena Estrella. Con grandes dosis de ingenio y de sensibilidad, Amy Tan explora la conexión a veces dolorosa y a veces tierna, pero siempre profunda, entre las protagonistas y sus hijas ya nacidas en Estados Unidos, un mundo tan distinto al suyo. A medida que cada una de ellas nos va revelando sus secretos y nos van mostrando la verdad sobre sus vidas, los hilos se van entrelazando de una manera casi mágica.

¿Qué nos ha gustado? 
- El paradigma del amor materno: pocas autoras han sabido plasmar las relaciones entre madres e hijas de la forma que lo hace Amy Tan en sus novelas. El Club de la Buena Estrella es el exponente máximo de esto pues en esta novela la autora explora hasta la esencia misma el vínculo maternal, analizando todos los sentimientos y conflictos generacionales que separan y unen a las protagonistas de la novela. Un homenaje a las madres e hijas que merece un hueco de honor en nuestra estantería.
- Esto es China: otro de los aspectos que trabaja muy bien Tan en El Club de la Buena Estrella es la ambientación social. A través de las tres familias protagonistas nos adentramos en las costumbres, creencias y supersticiones del pueblo chino mientras vemos de qué forma el progreso y las tradiciones milenarias entran en conflicto.
- Amigas: la habilidad que tiene Tan para convertir figuras narrativas en personas de carne y hueso es sobresaliente en El Club de la Buena Estrella. Todas las protagonistas femeninas de la novela están tan bien caracterizadas que será imposible no empatizar con ellas en algún momento.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Entremezclado: la superposición de las tres historias familiares hace que, en ocasiones, la trama se vuelva un tanto confusa, sobre todo hasta que identificamos bien a los personajes.

0 comentarios :

Publicar un comentario