martes

Reseña: Fin de guardia de Stephen King

Al detective retirado Hodges, que dirige una agencia de investigación privada con Holly, le diagnostican un cáncer de páncreas: le quedan meses de vida. En ese momento Hodges investiga una serie de suicidios recientes con un punto en común: todos los fallecidos tuvieron relación con Brady Hartsfield, el tristemente famoso Mercedes, que hace años planeó volar una sala de conciertos de rock llena de adolescentes.

¿Qué nos ha gustado? 
- Rápido: el adjetivo que mejor puede describir Fin de guardia es trepidante. Una novela muy dinámica, con un ritmo ágil que nos arrastrara consigo aunque nos resistamos. Desde luego, uno de los libros en los que Stephen King ha sabido capturar mejor el sentido de urgencia y tensión.
- Broche de oro: el final de Fin de guardia es un desenlace épico para la novela y, al mismo tiempo, para la saga. Totalmente inesperado pero sin caer en deus ex machinas sin sentido, ensambla todas las piezas con una perfección absoluta, sin que sobre ni falte nada.
- Sin decepciones: si te gustan las novelas en las que no faltan los detalles (macabros o no), los personajes complejos y las tramas descarnadas, Fin de guardia es una buena opción para tu estantería. Una novela que mantiene lo mejor de King y que cierra una trilogía espectacular, de las mejores que ha escrito el autor hasta la fecha.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Menos evolución: tal vez por ser la última novela de la serie o porque King ha decidido no complicar más la trama, lo cierto es que en Fin de guardia los personajes están más desdibujados que en los libros precedentes. No tienen tanta evolución como en Mr. Mercedes ni tanta complejidad como en Quien pierda paga.

0 comentarios :

Publicar un comentario