miércoles

Reseña: Cariño, cuánto te odio de Sally Thorne

Lucy Hutton es la asistente de una editora de la vieja escuela, preocupada por la calidad de los títulos que publica. La editora se ve obligada a fusionar su pequeña editorial con una gran editorial comercial, y Lucy se ve obligada a trabajar con Joshua Templeman, el asistente del editor en jefe de la otra editorial, preocupado únicamente por las ventas. Lucy y Joshua se convierten inmediatamente en enemigos, pero del odio al amor ya sabemos que hay sólo un paso…

¿Qué nos ha gustado? 
- Bien elegido: el hecho de que Cariño, cuánto te odio esté narrado en primera persona desde el punto de vista de Lucy es uno de los principales aciertos de Sally Thorne pues nos acerca más al personaje central al tiempo que explota al máximo la parte humorística de la trama.
- Lento pero seguro: otro aspecto que nos ha gustado mucho de Cariño, cuánto te odio es el apartado romántico. No encontraremos amores a primera vista ni tampoco flechazos imposibles que convierten el odio en amor de la noche a la mañana. Thorne se toma su tiempo para fraguar la relación de Lucy y Joshua, sin prisas pero sin pausas, a la velocidad ideal para que la trama salve el obstáculo de la irrealidad amorosa.
- Ligera y brillanteCariño, cuánto te odio es la novela perfecta para volver al trabajo y olvidar las vacaciones con una sonrisa. Distendida, amena y con un humor desternillante en muchos casos, nos aportará la dosis de entretenimiento que necesitamos.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Sin terminar: aunque hemos de reconocer que Cariño, cuánto te odio nos ha gustado, nos ha dejado también con un sabor agridulce el hecho de que Thorne no resuelva todas las líneas argumentales de la novela, pues deja en el aire algún que otro detalle secundario sin resolución.

0 comentarios :

Publicar un comentario