jueves

Reseña: Más allá del invierno de Isabel Allende

Isabel Allende parte de la célebre cita de Albert Camus -«en medio del invierno aprendí por fin que había en mí un verano invencible»- para urdir una trama que presenta la geografía humana de unos personajes propios de la América de hoy que se hallan «en el más profundo invierno de sus vidas»: una chilena, una joven guatemalteca ilegal y un maduro norteamericano. Los tres sobreviven a un terrible temporal de nieve que cae en pleno invierno sobre Nueva York y acaban aprendiendo que más allá del invierno hay sitio para el amor inesperado y para el verano invencible que siempre ofrece la vida cuando menos se espera.

¿Qué nos ha gustado? 
- De hoy: Más allá del invierno nos sumerge en un tema que no puede estar de mayor actualidad: el de los inmigrantes. En este sentido, Isabel Allende nos muestra con desgarradora crudeza la insolidaridad de la que son objeto los emigrantes, las dificultades a las que han de enfrentarse cuando llegan a un país ajeno pero también la bondad que encuentran en su camino y la amabilidad con la que la vida les regala. Todo un canto a la vida lejos de la patria y a la esperanza.
- Sentimientos: como no podría ser de otra forma viniendo de Allende, Más allá del invierno es una novela sentimental, en la que la trama cede paso a la exploración sentimental y al interiorismo de los personajes para enseñarnos lo mejor y lo peor del ser humano. Un caleidoscopio de emociones que consigue atraparnos y llegar a lo más hondo.
- Sintonizados: el elenco de Más allá del invierno es otro de los puntos destacados de la novela. Allende dota a cada uno de los personajes de una enorme tridimensionalidad que nos permite no solo empatizar con ellos sino también sentir sus emociones y vivencias con mayor cercanía.

¿Qué no nos ha gustado?
- Pausado: la profundidad emocional de la trama hace que Más allá del invierno sea una novela bastante lenta, con un ritmo pastoso en algunas partes.


0 comentarios :

Publicar un comentario