jueves

Reseña: Celeste 65 de José C. Vales

En los años 60, Linton Blint, un hombre con una vida gris, amargado por su falta de carácter y maltratado por su familia, se ve obligado a huir de Inglaterra. Aunque siente terror por un mundo del que desconfía y que desconoce (el mundo pop y rebelde de los años 60), llega a la ciudad de Niza, en la Riviera francesa, donde asiste con asombro a todo el brillo y el fulgor del verano en una de las ciudades más glamurosas del mundo, rodeado de música pop, rabiosísima moda y estrellas de cine. Se hospeda en el lujoso hotel Negresco, y sin saber muy bien cómo acaba envuelto en una intriga delirante donde se mezclan las locuras de los años 60 con los conflictos políticos a gran escala que también caracterizaron esa época. Enredado en una cruel tela de araña criminal, Linton tendrá que superar sus miedos y su apocamiento para convertirse en un héroe, tanto en el amor, como en la brillante sociedad nizarda.

¿Qué nos ha gustado? 
- Escuchando a un amigo: Linton, el protagonista de Celeste 65, es una figura indiscutiblemente atractiva. Su forma de narrar, unida a la cercanía que José C. Vales le imprime, le convierten en el epicentro absoluto del libro, un amigo al que querremos escuchar sin descanso. Otro personaje que no queda atrás es Celeste, el complemento perfecto para nuestro héroe y la chispa carismática del elenco.
- Bienvenidos a Niza: la descripción ambiental de la novela constituye otro punto a favor de Vales.  Esto es algo que ya vimos en su día en Cabaret Biarritz pero en Celeste 65 la habilidad del autor para trasladarnos en el tiempo y en el espacio es casi perfecta.
- Arriba y abajo: aunque al principio nos encontremos con una historia un tanto descafeinada con un protagonista muy anodino, no dejéis de leer bajo ningún concepto. La trama de Celeste 65 no nos defraudará pues tiene todo lo necesario –giros inesperados, aventuras, humor y toques románticos– para que no nos aburramos.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Arranque complicado: como ya hemos dicho antes, las primeras 50 páginas de Celeste 65 son bastante simplonas, tirando a aburridas. Ni siquiera el protagonista (que luego nos acabará enamorando) consigue compensar este arranque tan light.

0 comentarios :

Publicar un comentario