jueves

Reseña: Las lágrimas de Claire Jones de Berna González Harbour

La comisaria María Ruiz se encuentra desterrada en una de las provincias españolas más tristes para una investigadora criminal. En Soria el último suceso irresuelto del que se tiene noticia ocurrió en 1954, cuando una mujer que presuntamente asesinó a su marido con matarratas desapareció para siempre. De estar viva, tendría 101 años. Desde que la destinaron a Soria, sacándola de la fiebre de Madrid, la comisaria Ruiz viaja todos los fines de semana a Ávila, donde acompaña en su trance entre la vida y la muerte a su compañero Tomás, que está en coma. Su viejo amigo, el comisario Carlos, finalmente ha conseguido convencerla para que un fin de semana se airee y vaya a visitarlo a Santander. Pero lo que tenían que ser un par de días de tranquilidad se convierte en el mejor incentivo para la comisaria Ruiz. El nuevo caso que Carlos tiene entre manos arranca con un coche abandonado en la zona del puerto.

¿Qué nos ha gustado? 
- Cambio de tono: a diferencia de las anteriores novelas de la comisaria Ruiz, Las lágrimas de Claire Jones es un libro más personal, que combina el desarrollo de los acontecimientos policíacos con la evolución de los personajes, todo ello apoyado sobre una base de superación personal nada desdeñable. En definitiva, un libro más equilibrado y completo, si cabe, que los anteriores.
- Desarrollo total: en Las lágrimas de Claire Jones el perfeccionamiento narrativo de la comisaria Ruiz alcanza cotas más altas. De nuevo nos encontramos con una protagonista carismática pero que gana profundidad, gracias a la forma con la que Berna González Harbour nos muestra sus temores más ocultos y sus debilidades más complejas.
- Raíces thriller: lo que no ha cambiado Harbour es de género. Las lágrimas de Claire Jones es una novela propiamente policiaca, como lo fueron las anteriores, en la que encontraremos un caso complejo, bien montado, para mantenernos en suspense, que se va desgranando sin prisa pero, al mismo tiempo, sin pausa.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Cuesta arrancar: lo único que podemos mencionar como nota negativa es el principio. Las primeras 30 páginas de Las lágrimas de Claire Jones pueden hacerse un poco cuesta arriba pues se enmarañan en reflexiones personales de la comisaria Ruiz que entorpecen el ritmo narrativo.

0 comentarios :

Publicar un comentario