miércoles

Reseña: Las confesiones del joven Nerón de Margaret George

La herencia real de Nerón se convierte muy pronto en una amenaza para su vida, primero cuando Calígula, el emperador loco, trata de ahogarlo, después cuando su tía abuela intenta asegurar la herencia de su propio hijo. Enfrentado a espeluznantes actos de traición, el joven Nerón aprende una dura lección: es mejor ser cruel que estar muerto. Nerón idealiza los principios estéticos y atléticos de Grecia, pero para sobrevivir depende de su destreza a la hora de navegar a través del océano de víboras que es Roma, la más peligrosa de las cuales es su propia madre, Agripina, una mujer despiadada que se ha impuesto como única meta controlar el imperio.

¿Qué nos ha gustado? 
- Girando la historia: en Las confesiones del joven Nerón Margaret George nos hace replantearnos la imagen tan extendida (y negativa) del emperador romano Nerón pues nos muestra su faceta más humana, desterrando muchos de los prejuicios que seguramente guardemos en nuestra memoria del célebre monarca.
- Historia perfecta: como viene siendo habitual en las novelas de George, la reconstrucción de los escenarios y los datos históricos están perfectamente trabajados en Las confesiones del joven Nerón. Eso sí. No nos veremos sobrepasados por largos pasajes descriptivos pues la autora se encarga de diluir las lecciones históricas.
- En tu líneaLas confesiones del joven Nerón es una novela muy similar a Memorias de Cleopatra: un trasfondo histórico bien documentado, personajes creíbles que nos acompañan de principio a fin y una trama dinámica que hace que no nos aburramos. En definitiva, una novela muy recomendable para los amantes de la ficción histórica.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Fallando a intervalos: en algunas partes, sobre todo hacia la mitad del libro, Las confesiones del joven Nerón se vuelve un tanto plomiza. Los acontecimientos son más lentos y nuestro ritmo de lectura decaerá.

GuardarGuardar

0 comentarios :

Publicar un comentario