jueves

Reseña: El rey cuervo de Maggie Stiefvater

Gansey lleva años buscando un rey perdido. Y, una a una, va atrayendo a otras personas hacia su empeño: Ronan, que desvalija sueños; Adam, cuya vida ya no le pertenece; Noah, cuya vida ya no es vida; Blue, que lo ama... y sabe que está destinada a matarlo. Nada muerto es fiable. El juego final ya ha comenzado. Nada vivo es seguro. Los sueños y las pesadillas empiezan a converger. El amor y la pérdida son inseparables. Y la búsqueda rehúsa confinarse a un sendero fijo...

¿Qué nos ha gustado? 
- Llega la oscuridad: El rey cuervo es, hasta la fecha, el libro más escalofriante de toda la saga. Maggie Stiefvater nos ofrece escenarios turbadores y atmósferas cargadas de tensión que acrecentarán (y mucho) la tensión inherente de la trama y le darán un toque más tétrico a la serie.
- Protagonistas en la cresta: los personajes siguen siendo el núcleo central de El rey cuervo. Cada vez más perfeccionados y redondos, sus diferentes historias y las interrelaciones que se crean entre ellos conducen todos los acontecimientos, dotándolos al mismo tiempo de riqueza y tridimensionalidad.

¿Qué no nos ha gustado?
- ¿Ha terminado?: siendo el último libro de la saga, El rey cuervo es una novela que deja muchísimas preguntas en el aire pues Stiefvater no da respuesta a los interrogantes que nos hemos estado haciendo a lo largo de cuatro libros.
- Vacíos: en lo que no termina de mejorar Stiefvater es en el desarrollo de los villanos. De nuevo, nos encontramos en El rey cuervo con antagonistas insulsos que disminuyen la fuerza de los conflictos y la intensidad de la historia en general.

0 comentarios :

Publicar un comentario