jueves

Reseña: Belgravia de Julian Fellowes

La noche del 15 de junio de 1815 la flor y nata de la sociedad británica se reúne en Bruselas para celebrar una fiesta que se convertirá en una de las más trágicas de la historia: el baile de gala de la duquesa de Richmond en honor del duque de Wellington. Al día siguiente, muchos de los apuestos jóvenes que han acudido a la recepción se encontrarán luchando, y muriendo, en el campo de batalla de Waterloo. Para la joven Sophia Trenchard, la bella hija de un próspero comerciante, esta es la noche que lo cambiará todo. Pero solo veinticinco años más tarde, cuando los ambiciosos Trenchard se muden al nuevo barrio de moda en Londres, Belgravia, comenzarán a conocerse las repercusiones de ese momento. Porque en este incipiente mundo, en el que los emergentes nuevos ricos se codean con la más arraigada aristocracia, hay quienes prefieren que los secretos del pasado sigan enterrados.

¿Qué nos ha gustado? 
- Viviendo la transición: uno de los aspectos que más nos ha gustado de Belgravia es lo bien plasmada que está la época por parte de Julian Fellowes. Junto al elenco, viviremos de primera mano el apogeo de la edad Victoriana, el nacimiento de los grandes avances tecnológicos, la llegada de la luz eléctrica o el tren así como los estrictos códigos sociales imperantes. Todo un retrato histórico y social que hará las delicias de los amantes de las novelas victorianas.
- Arriba y abajo: como ya ocurrió en Downton Abbey, Fellowes nos muestra en Belgravia las vidas de señores y criados. De esta forma, presenciaremos los problemas, vicisitudes y retos a los que se enfrentan personajes de distintos estratos así como las fluctuaciones a las que se ven expuestos. Pocas pegas podemos poner a la caracterización y construcción del elenco.
- La coctelera: tal vez lo mejor que tenga Belgravia sea precisamente su trama. Como si de una superproducción se tratara, Fellowes mezcla en su última novela misterio, amor, asesinatos y secretos ocultos, todo ello muy bien sustentado y conjugado para que nada desentone.

¿Qué no nos ha gustado? 
- De primeras: como detalle negativo comentar simplemente el principio que puede hacerse un poquito cuesta arriba debido al gran número de nombres, fechas y relaciones que Fellowes inserta con calzador en las primeras cincuenta páginas.


0 comentarios :

Publicar un comentario