jueves

Reseña: La carta de Kathryn Hughes

Tina Craig sueña con dejar a un marido violento que la maltrata. Para eso, trabaja todo lo que puede con el fin de ahorrar el dinero suficiente que le permita hacerlo, además de colaborar en una tienda solidaria con tal de irse de casa. Y un día, repasando los bolsillos de un abrigo de segunda mano, encuentra una vieja carta, una misiva que nunca ha sido abierta y que jamás fue echada al correo, pues no está franqueada. Tina la abre y la lee, y esa decisión alterará, para siempre, el curso de su vida.

¿Qué nos ha gustado? 
- Parte de ti: uno de los aspectos que más nos ha gustado de La carta es la cercanía que el lector siente con las dos protagonistas desde los primeros compases de la novela. Reiremos, lloraremos y disfrutaremos con sus andanzas, gracias sobre todo a la humanidad con la que Kathryn Hughes las dota a ambas.
- Nota agridulceLa carta es un drama con ciertos momentos lacrimosos que, sin embargo, mantiene un cuidado trasfondo de esperanza, dulzura e inocencia. Esta combinación hace que la novela, lejos de convertirse en algo denso, despliegue un amplio abanico de sentimientos, bien trabajados por parte de Hughes, que aportan una enorme riqueza sentimental y narrativa.
- Sorpresas: en La carta, Hughes sabe jugar muy bien con el suspense y los secretos velados. El misterio que envuelve la trama se va revelando poco a poco, en las dosis justas, y la autora consigue su propósito de sobra: mantener nuestro interés en alza.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Caracteres fallidos: aunque, en general, las dos protagonistas de La carta poseen una enorme tridimensional, no puede decirse lo mismo de algunos secundarios, como el padre de Chrissie y su tía, cuyos actos resultan, en algunos momentos, excesivamente estereotipados.


0 comentarios :

Publicar un comentario