jueves

Reseña: Todo en una noche de Kylie Scott

Los planes de Evelyn Thomas para celebrar su veintiún cumpleaños en Las Vegas eran increíbles. Lo más. Pero en ellos no estaba despertar en el suelo de un cuarto de baño con una resaca peor que la peste negra y junto a un atractivo desconocido tatuado, además de con un diamante en el dedo anular que hubiera asustado al mismísimo King Kong. Si al menos pudiera recordar cómo sucedió todo... Una cosa está clara: amanecer casada con una estrella del rock promete ser duro.

¿Qué nos ha gustado? 
- Superándote: a simple vista, Todo en una noche puede parecer una novela romántica al uso (chico malo, chica buena, química explosiva…). Pero lo cierto es que el libro de Kylie Scott va más allá de lo que podríamos esperar y nos ofrece una trama vibrante, con situaciones hilarantes y momentos llenos de ternura que nos dejarán muy buen sabor de boca.
- Creciendo y enamorándome: Scott juega en la novela con el romance de Evelyn y David y, al mismo tiempo, con la maduración personal de los protagonistas. De esta forma, el libro no se queda corto en cuanto a profundidad se refiere ni los personajes pierden tridimensionalidad, pues evolucionan al compás de los acontecimientos y de su relación.
- Buena prosa: la narrativa de Todo en una noche cumple con las expectativas. No peca de exceso descriptivo y apuesta por unos diálogos chispeantes, cargados de tensión sexual, y un estilo fluido que no sufre grandes altibajos.

¿Qué no nos ha gustado? 
- En su cabeza: lo único que hemos echado en falta en Todo en una noche es que la novela contara no solo con el punto de vista de Evelyn sino también con el de David pues ciertos acontecimientos habrían ganado más fuerza con su presencia.


0 comentarios :

Publicar un comentario