jueves

Reseña: La chica de antes de J.P. Delaney

Es una casa espectacular. Elegante, minimalista. Toda ella respira buen gusto y serenidad. Justo el lugar que Jane estaba buscando para empezar de cero y ser feliz. Aunque lo extraordinario es que se la ofrecen por un alquiler irrisorio. Solo tiene que completar un peculiar formulario de solicitud y aceptar sin condiciones las reglas impuestas por su propietario y creador, un enigmático arquitecto. Al poco de instalarse, Jane descubre que algo le pasó allí a la inquilina anterior, Emma. Y empieza a preguntarse si no estará repitiendo las mismas elecciones, los mismos errores, las mismas sospechas que la chica de antes.

¿Qué nos ha gustado? 
- No podrás parar: La chica de antes es una de esas novelas que decides empezar con calma y que al cabo de una hora te ha enganchado de tal forma que no puedes parar de leer. Es aditiva, sí, y también muy trepidante, perfecta para aquellos lectores que quieran un libro dinámico y de ritmo muy rápido. Un thriller espectacular con todas las letras de la palabra.
- En estado puro: uno de los detalles que más nos ha gustado de La chica de antes es lo bien trabajado que está el suspense por parte de J.P. Delaney. El autor sabe cómo jugar con nosotros, insertando sorpresas y giros inesperados que mantendrán el misterio y nuestro interés en alza.
- Mismo carisma: Emma y Jane, las dos narradoras de La chica de antes, son dos personajes muy distintos entre sí que, sin embargo, asumen el papel protagonista con la misma fuerza narrativa. La empatía que despiertan en el lector es total y hace que las dos historias paralelas mantengan la misma importancia y atractivo, sin que ninguna eclipse a la otra.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Exigentes: pocos defectos hemos encontrado a La chica de antes. Poniéndonos un poco exigentes, nos habría gustado que el final fuera menos abrupto de lo que es pero, teniendo en cuenta las características de la trama, no desentona de forma alarmante en el conjunto de la novela.

0 comentarios :

Publicar un comentario