miércoles

Reseña: Caraval de Stephanie Garber

Recuerda, sólo es un juego… Scarlett Dragna nunca ha abandonado la pequeña isla en la que ella y su hermana Tella viven bajo la vigilancia de su estricto y cruel padre. Desde hace años Scar sueña con asistir a la celebración anual de Caraval, unos legendarios juegos que duran una semana y en los que la audiencia participa para ganar el Gran Premio. Caraval es magia, misterio y aventura. Y para Scarlett y su hermana representa la libertad y poder huir de su padre. Ahora que está a punto de casarse con un hombre al que nunca ha visto, Scar cree que su sueño nunca se cumplirá. Pero justo dos semanas antes de la boda recibe las tan ansiadas invitaciones a los juegos. Sin embargo, una vez allí nada sale como espera: Legend, el Maestro de Caraval, secuestra a Tella y Scarlett se verá obligada a entrar en un peligroso juego de amor, sueños, medias verdades y magia en el que nada es lo que parece.

¿Qué nos ha gustado? 
- Engranaje perfecto: la trama es el punto fuerte de Caraval. La forma en que los acontecimientos se entretejen y los giros constantes que Stephanie Garber inserta aquí y allá hacen que la historia se vuelva frenética y que no queramos dejar de leer.
- Mundo diferente: otro detalle a tener en cuenta es la perfección de los escenarios. Garber los describe con muchísimo acierto, sin perder de vista ningún detalle y con una prosa magistral, lo que hace que el contexto gana fuerza a lo largo del libro.
- Gradual: el amor está muy presente en Caraval pero aparece de una forma gradual, sin que los personajes pasen de la completa indiferencia al cariño más absoluto. Todo se fragua despacio y el lector disfrutará al máximo con cada avance.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Malvados: algo que nos ha llamado mucho la atención de Caraval es la cantidad de villanos que tiene la novela. Esto hace que sea imposible confiar en nadie y que nuestra relación con el elenco, dejando a un lado a los protagonistas, sea fundamentalmente adversa.

0 comentarios :

Publicar un comentario