martes

Reseña: Quererte no es solo cuestión de suerte de Kate Eberlen

Tess está en Florencia apurando las vacaciones antes de empezar la universidad. Gus también está en Florencia de vacaciones, pero lo único que desea es escapar de todo. Durante un fugaz segundo, sus vidas se entrecruzan y en los siguientes dieciséis años todo parece indicar que están predestinados a no conocerse… ¿O quizá sí? Las potentes voces de los dos protagonistas, narradas en primera persona, nos guían a través de sus vidas por separado pero en ellas siempre viven experiencias similares, durante más de dos décadas de tragedias, felicidad y experiencias únicas.

¿Qué nos ha gustado? 
- Superando el amor: Quererte no es solo cuestión de suerte no es una novela romántica al uso. Es, más bien, un libro de maduración con toques de amor que combina la superación personal, las reflexiones vitales y el vínculo interpersonal como principales baluartes. Muy recomendable para aquellos que busquen una novela romántica contemporánea diferente.
- Buen debut: Kate Eberlen no nos ha decepcionado con esta primera novela. Y no solo por lo bien estructurada que está la trama y lo completos que son los personajes. El estilo de la autora es también otro punto a favor, pues manteniendo una prosa sencilla, consigue adentrarnos en la historia de lleno y hacernos partícipes de cada emoción nueva que sienten los personajes.
- Largo pero intensoQuererte no es solo cuestión de suerte no es un libro breve pero sus más de 400 páginas no suponen un escollo para el lector. Eberlen asegura un ritmo ágil y fluido que no se estanca y que nos llevará hasta el desenlace sin que nos demos cuenta.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Entrando en materia: el arranque de Quererte no es solo cuestión de suerte es un poquito lento. En las primeras páginas Eberlen se traba con el ritmo por lo que nos costará un par de capítulos sentirnos cómodos con el devenir de los acontecimientos.

0 comentarios :

Publicar un comentario