jueves

Reseña: Una antorcha en las tinieblas de Sabba Tahir

Tras el desenlace de la cuarta prueba, Laia y Elías se ven obligados a huir de la ciudad de Serra perseguidos por un ejército de máscaras. Ahora, su única esperanza es Darin, el hermano de Laia, cuyos conocimientos sobre el acero sérrico son la clave para el futuro de los académicos. Pero Darin se encuentra encerrado en la prisión de Kauf, la más inexpugnable y peligrosa de todo el imperio. A pesar del riesgo que supone, Laia está decidida a liberar a su hermano y Elias resuelto a seguir a su lado, aunque ello suponga renunciar a su propia libertad.

¿Qué nos ha gustado? 
- Bienvenida: Helene fue un personaje que no nos gustó mucho en Una llama entre cenizas. Sin embargo, en la segunda novela de la saga su presencia se vuelve imprescindible y la inclusión de su punto de vista dentro de la trama enriquece mucho la historia y el trasfondo de ciertos protagonistas.
- Poco previsible: como ya ocurrió en la novela precedente, Una antorcha en las tinieblas es un libro lleno de giros que guarda a lo largo de sus páginas más de una sorpresa. En este sentido, la historia es muy poco previsible y en ciertos momentos nos será muy difícil prever el desenlace.
- Explorando: en Una antorcha en las tinieblas se adentra más y mejor en las emociones del elenco. Una llama entre cenizas disgrega el alma de los protagonistas y nos deja ver de forma más clara sus sentimientos, haciendo que su caracterización gane en profundidad.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Romance, cero: el cuadrilátero amoroso que se formó en Una llama entre cenizas y que continúa en Una antorcha en las tinieblas no termina de convencernos. Demasiado forzado para resultar creíble y sincero.

0 comentarios :

Publicar un comentario