miércoles

Reseña: La embajadora de Pilar Tena

Malah, la nueva embajadora de la India en España, se instala en Madrid para tomar posesión de su cargo. Mientras se dirige en su carroza hacia el Palacio Real para la ceremonia de presentación de credenciales se deja llevar por el recuerdo del apasionado amante español con el que compartió años atrás no solo un romance prohibido, sino también un sombrío secreto criminal. Diego disfruta de una serena vida familiar, pero en cuanto descubre el nombre de la nueva embajadora una nube oscura comienza a adueñarse de su mente. Sabe que tarde o temprano se encontrará de nuevo con Malah y tendrá que afrontar el regreso de su amor desbocado y de unos hechos que llevan décadas sepultados y que ahora amenazan con salir a la luz.

¿Qué nos ha gustado? 
- Aprobada: Pilar Tena emplea en La embajadora una prosa sutil, llena de matices, que apuesta sobre todo por la claridad y la precisión en la elección del lenguaje. Un estilo que combina a la perfección con la trama y que hace que la novela mantenga un ritmo fluido y ágil.
- Exotismo hindú: la recreación espacial de La embajadora es especialmente destacable en los escenarios de la India. Llenos de colorido, magia y viveza, son el gran acierto de la obra pues nos permite disfrutar de la belleza y los contrastes del país sin movernos de casa.
- Misterios ocultos: Tena juega muy bien con el suspense en La embajadora. Los secretos que ocultan los personajes y el difuso pasado que acarrean tras de sí aportan un toque de misterio a la novela que hace que nos sumerjamos en la historia con más facilidad.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Desiguales: en cuanto a los personajes, existe un claro desequilibrio entre las figuras femeninas y masculinas. Mientras que las mujeres de la novela aparecen perfectamente retratadas, los hombres, en cambio, pierden realismo y su caracterización no está tan conseguida, a excepción del co-protagonista, Diego.

0 comentarios :

Publicar un comentario