miércoles

Reseña: La cortesana de las flores de Ayako Miyagi

Ningún hombre me había llegado al corazón, estaba segura de que jamás sería débil, de que nunca me enamoraría. Hasta que encontré al amor de mi vida… En un pequeño prostíbulo, una cortesana rompe las reglas y se enamora de uno de sus clientes. Comienza así la historia de seis mujeres del barrio rojo de Yoshiwara a finales de la era Edo (1860). Las vidas de Asagiri, que debe recibir a un cliente delante del hombre al que ama; de Akane, que se resiste a vender su virginidad; de Kirisato, que guarda un oscuro secreto; de Yatsu, cuya hermana fue secuestrada y vendida; de la bellísima Midori, enamorada de una de sus compañeras; y de Katsuno, la dueña del prostíbulo que vertebra todas estas historias. Mujeres que abrieron sus pétalos para dejarlos caer en su camino…

¿Qué nos ha gustado? 
- Mujeres: la manera que tiene Ayako Miyagi de recrear el universo femenino dentro de La cortesana de las flores es uno de los aspectos que más nos ha gustado de la novela. Las rivalidades, amistades y sinsabores de las mujeres protagonistas aparecen perfectamente retratados y su existencia se convierte desde las primeras páginas en el núcleo principal del libro.
- A flor de piel: más allá de su carácter histórico, La cortesana de las flores es una novela de sentimientos, un libro que ahonda en las emociones y las retuerce para que lleguen vívidas al lector. Esto hace que la trama se vuelva muy potente y que gane en intensidad con cada capítulo que dejamos atrás.
- Entre cortesanas: la última novela de Miyagi recuerda en gran parte a la mítica Memorias de una geisha pues, de igual forma, nos muestra el universo oculto y desconocido de las cortesanas japonesas y todas sus tradiciones, cultos y complejidades.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Principio complicado: el arranque de La cortesana de las flores es tal vez el principal escollo de la novela. Nada más empezar la lectura nos encontramos con tal cantidad de nombres de personajes, lugares y objetos que algunos lectores se sentirán intimidados.

0 comentarios :

Publicar un comentario