miércoles

Reseña: El lirio de fuego de Vic Echegoyen

Francia, durante la guerra de los Treinta Años. El cardenal Richelieu encarga a León, Secretario de Estado y jefe de sus espías, que lleve a cabo una arriesgada misión secreta en territorio enemigo: encontrar, capturar y deshacerse de la mujer más peligrosa de Francia. Mientras ella burla a su perseguidor una y otra vez, León va descubriendo el pasado de la enigmática mujer: una aventurera que repudiada desde niña por los suyos y marcada a fuego por la Inquisición, conquistará las cortes de Londres gracias a sus encantos y a un ingenio sin escrúpulos. En su afán de venganza, pasará a ser enemiga acérrima del cardenal, al que desafiará en un juego mortífero de intrigas y traición en el que ambos arriesgarán su fortuna, su vida y la paz en Europa.

¿Qué nos ha gustado? 
- Con carácter: si algo nos ha gustado de El lirio de fuego es la caracterización de la protagonista de la novela. Vic Echegoyen hace que su figura cautive al lector por la fortaleza que demuestra y por la personalidad tan bien definida y construida que tiene. Sin duda, ella es el gran acierto de la novela.
- Choque de pasionesEl lirio de fuego es un enfrentamiento de sentimientos y emociones en estado puro. Echegoyen entreteje muy bien el tapiz sentimental y refuerza la intensidad de la trama para que una historia que bien podría pasar desapercibida gane complejidad.
- Detalles asegurados: en cuanto a la contextualización histórica, poco podemos decir en contra. Echegoyen hace una muy buena labor reconstruyendo no solo el lujo y el esplendor de la monarquía francesa sino también el boato de la corte inglesa, la alta aristocracia europea y el día a día de la sociedad de la época.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Viendo el final: el desenlace de El lirio de fuego es lo que menos nos ha gustado de la novela. Es previsible a más no poder y Echegoyen no guarda ningún giro para sorprendernos.

0 comentarios :

Publicar un comentario