martes

Reseña: Tensión de Gail McHugh

Ahora que Emily Cooper ha roto con su primera pareja, corre en busca de su único amor. Hundida en la miseria, pero aferrándose a la esperanza, arriesga todo lo que le queda por el hombre que ocupa sus pensamientos y sueños desde que se conocieron. ¿Querrá Gavin volver con ella? Y en ese caso, ¿será su unión la fusión de dos corazones destinados a completarse mutuamente que reavivará un amor que no conoce límites? ¿O las heridas del pasado se abrirán y destruirán poco a poco lo que estaban predestinados a ser? ¿Podrá el destino, el auténtico factor de cambio, reconducir el camino destruido que dispuso desde el principio?

¿Qué nos ha gustado?
- Mejorando lo bueno: Gail McHugh nos encantó pero Tensión es, si cabe, mejor aún que su antecesora. El camino que recorren Gavin y Emily en esta secuela está lleno de felicidad, humor y pasión desbordante pero también tristeza y dolor. Todo esto hace que la trama sea más intensa emocionalmente que su antecesora y que la vivamos de una manera más personal.
- Todos al unísono: desde el punto de vista de los personajes, poco defectos podemos mencionar. Tanto los principales como los secundarios están perfectamente caracterizados y todos juegan un papel esencial dentro del libro. Por supuesto, Gavin y Emily siguen siendo las estrellas indiscutibles de la saga.
- Buena nota: con respecto a la narrativa, McHugh no nos decepciona. Mantiene en alza la tensión sexual y la incertidumbre en el lector y nos sumerge en la historia gracias a unas descripciones precisas y concisas y unos diálogos rápidos y, en ocasiones, muy picantes.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Cayendo en la repetición: el principal defecto de Tensión es lo repetitiva que se vuelve la trama en algunas partes. Da la impresión de que la historia no se mueve hacia ninguna dirección y que McHugh se limita a repetir una y otra vez los mismos acontecimientos.

0 comentarios :

Publicar un comentario