miércoles

Reseña: Los buenos amigos de Use Lahoz

La magnífica, aunque no siempre perfecta, historia de dos amigos a lo largo de más de cuarenta años. Corren los años cincuenta y con tan solo ocho años Sixto Baladia verá como los felices días en su pueblo natal de Aragón llegan a su fin. Después de que la inesperada y repentina muerte de sus padres en un incendio le deje huérfano, sus tíos, acuciados por la falta de posibilidades económicas, lo enviarán al orfanato de San José de la Montaña, en la gran ciudad, siempre más próspera que la mayoría de las provincias del interior de España.

¿Qué nos ha gustado? 
- Hilando fino: un detalle que nos ha encantado de Los buenos amigos es la prosa del autor. Use Lahoz hace un auténtico alarde literario en su última novela y nos deleita con una narrativa cuidadísima al detalle que nos envuelve y no nos deja escapar hasta que terminemos el libro.
- Destapando al hombre: en Los buenos amigos nos encontramos con un vívido retrato psicológico que supone, por otro lado, el gran acierto de la obra. Lahoz consigue desgranar la mentalidad de los personajes poco a poco, pero también sus sentimientos más oscuros y profundos, hasta el punto de que el lector se verá inmerso en un torbellino de emociones a cada cual mejor plasmada en las páginas del libro.
- Buen elenco: la trama de Los buenos amigos no sería lo mismo sin sus personajes. No solo Sixto y Vicente, los protagonistas absolutos de la novela, sino también el resto de las figuras narrativas suponen el corazón y el alma de todo cuanto acontece gracias, sobre todo, a lo cercanas, humanas y bien caracterizadas que están.

¿Qué no nos ha gustado?
- Partes empastadas: tal vez debido a su longitud, Los buenos amigos cuenta con algunos capítulos menos fluidos que entorpecen a ratos el ritmo, en general, ágil y distendido del resto de la obra.

0 comentarios :

Publicar un comentario