jueves

Reseña: La espada de cristal de Victoria Aveyard

La sangre de Mare Barrow es roja (el color de la gente común), pero sus habilidades son plateadas. La corona dice que es un milagro, una imposibilidad. Sin embargo, Mare sabe que hay otros como ella, Rojos con capacidades similares a las de los Plateados, y comienza a buscarlos y reclutarlos para unirse en la lucha contra el príncipe que la traicionó. Poco a poco, Mare se encontrará en una encrucijada mortal en la cual corre el riesgo de convertirse exactamente en la clase de monstruo que quiere vencer. ¿Claudicará ante el peso de la muerte que implica la rebelión, o las continuas traiciones habrán endurecido su corazón para siempre? 

¿Qué nos ha gustado? 
- Un 10: en La reina roja nos gustó, y mucho, el estilo narrativo de Victoria Aveyard. En La espada de cristal su prosa nos ha convencido aún más, si cabe. Descripciones a las que no les falta ni les sobra nada, diálogos rápidos y una narrativa fluida que no se queda estancada en ningún momento.
- Final de infarto: la conclusión de La reina roja ya fue espectacular pero en La espada de cristal Aveyard se supera con creces. Este segundo libro se despide con un desenlace que nos dejará con unas ganas enfermizas de conseguir el tercer volumen de la saga cuanto antes.

¿Qué no nos ha gustado?
- Despacio, despacioLa espada de cristal es una novela muy lenta. El ritmo es plomizo en algunas partes y el desarrollo se cuece a una velocidad muchas veces exasperante para el lector.
- Transformación: un aspecto que nos ha llamado mucho la atención de La espada de cristal es lo cambiados que están los personajes con respecto al primer libro de la saga. El elenco ha sufrido un cambio de 360º y ninguno de ellos mantiene el carisma que tenían en La reina roja. El caso más claro es el de Mare, cuya personalidad está prácticamente irreconocible.

0 comentarios :

Publicar un comentario