jueves

Reseña: Versalles de Elizabeth Massie

Versalles, 1667. Louis XIV, rey de Francia, tiene veintiocho años. Para apaciguar a la nobleza francesa y hacer cumplir su poder absoluto, Louis emprende la ambiciosa construcción de un opulento palacio que se puede convertir en su propia trampa. Pero el rey demuestra ser un estratega extraordinario, manipulador y maquiavélico, y utiliza la construcción de Versalles para mantener a los nobles de París bajo su control. Convierte el famoso palacio en una jaula dorada. Louis es hombre de grandes pasiones pero, en su papel de rey, no puede abandonarse totalmente a ellas. Pronto la corte se convierte en un campo de batalla de alianzas, unas sinceras, otras tácticas.

¿Qué nos ha gustado? 
- Abanico de personas: el elenco de Versalles es un rico tapiz de figuras a las que no les falta detalle y que aportan un innegable colorido literario a la historia. Desde secundarios hasta principales todos tienen su propia personalidad perfectamente definida y en ningún momento el lector tendrá la sensación de que pecan de irrealidad.
- Maraña de mentiras: un aspecto que deslumbra en Versalles es la red de verdades, conspiraciones, rencillas y venganzas que se forma dentro de la trama. Las pasiones chocan entre sí con fuerza y la autora las maneja con solvencia para que nos sintamos inmersos en el laberinto de poder que rodeó en su día la construcción del palacio.
- Magnífico: las descripciones son otro punto a destacar de Versalles.  Elizabeth Massie aporta las dosis justas para que el lector vea dentro de su imaginación el palacio en todo su esplendor pero sin caer al mismo tiempo en la pedantería y la pesadez descriptiva.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Pausado: sobre todo al principio, Versalles tiene un ritmo lento. Cuesta un poco entrar en materia y no es hasta la primera mitad cuando realmente sentimos que la historia avanza con más fluidez.

0 comentarios :

Publicar un comentario