jueves

Reseña: El castigo de la Bella Durmiente de Anne Rice

Durante todo un año los campesinos del pueblo de la reina Eleonor ahorraban esperando el día en que, por unas cuantas monedas, podían adquirir un esclavo, algún príncipe que, tras desobedecer a las damas y caballeros del castillo, fuera enviado, como castigo, a pasar todo el año en las calles de pueblo, donde tendría que obedecer a cualquier humilde mozo o sirvienta que pagara por él en subasta pública. Cuando a Bella la separan de Tristán, le invade el miedo al igual que a él.… Pero muy pronto ella descubrirá que la vida allí no es tan dura, pues tras los castigos matinales llegan las fiestas nocturnas en el mesón, con el capitán y todos los soldados.

¿Qué nos ha gustado? 
- Más interior: aunque El castigo de la Bella Durmiente sigue siendo una novela de erótica pura y dura, Anne Rice concede en esta segunda parte más profundidad a los personajes. Y es que conforme los protagonistas se adentran en los terrenos del placer irán descubriéndose a sí mismos y sus personalidades quedarán más perfiladas que en el libro anterior.
- Más calienteEl rapto de la Bella Durmiente es una novela erótica muy picante pero su continuación lo es aún más. Encontraremos más sexo, más escenas de sumisión y dominación e incluso algún encuentro de tinte homosexual. Todo un manual de erótica pensado para subir la temperatura del lector.
- Autora estrella: Rice demuestra en El castigo de la Bella Durmiente que se atreve con cualquier género literario. Ya lo vimos en El rapto de la Bella Durmiente pero en esta segunda parte su habilidad para atraparnos y hacernos sentir cuanto estamos leyendo es superior.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Un nivel superior: para aquellos lectores que no estén acostumbrados a la novela erótica o que sean lectores ocasionales de este género, El castigo de la Bella Durmiente puede ser una lectura demasiado intensa.

0 comentarios :

Publicar un comentario