miércoles

Reseña: Lady Midnight de Cassandra Clare

Han pasado cinco años desde que los padres de la cazadora de sombras Emma Carstairs fueron asesinados y desde entonces su hija no ha dejado de buscar al culpable. Ella, junto a su parabatai Julian, empiezan a investigar una demoníaca trama que se extiende por los lugares más glamurosos: desde Los Ángeles hasta las playas de Santa Mónica…en la que se ve envuelto un hechicero fascinante, Malcolm, que se empeña en recuperar a Anabel, su amada muerta.

¿Qué nos ha gustado? 
- El amor como centro: como los libros anteriores, Lady Midnight es, ante todo, una novela romántica y, en este sentido, Cassandra Clare cumple las expectativas. Trasmite muy bien los sentimientos de los personajes y las emociones que se van formando entre ellos pero sin caer en apresuramientos ni banalidades. Clare consigue reinventarse en el apartado romántico de forma muy conveniente.
- Nuevas caras: Emma y Julian son los protagonistas de esta nueva saga y, por suerte para los fans de la saga Cazadores, ninguno de los dos defrauda. Muy diferentes a los personajes anteriores y con sus propias personalidades bien definidas, lideran la historia con solvencia.
- En constante evolución: el universo de Cazadores de sombras no deja de crecer. Clare aporta en cada novela más riqueza y complejidad y eso hace que el lector se sienta más y más cómodo en un mundo que parece no tener fin.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Vaya enemigo: el antagonista de Lady Midnight es, sin duda, el punto negativo del libro. Aburrido, sin carisma y excesivamente suave, no supone un aliciente en la historia sino más bien lo contrario.

0 comentarios :

Publicar un comentario