miércoles

Reseña: La marea de hielo de Morgan Rhodes

La lucha por el poder se extiende más allá del mar de Plata. Los límites se desdibujan: desaparecen las fronteras entre los imperios, el bien y el mal se confunden y la magia vaga por el mundo mortal. Cada vez más presentes en la Mytica terrenal, los seres mágicos modelan y desvían las frágiles vidas de los humanos sin prever las consecuencias. Tortuosas e inesperadas, las pasiones sacuden a humanos e inmortales por igual, trenzando sus destinos. Mientras se crean y se deshacen alianzas, la víbora invisible de la traición emponzoña incluso a los seres más cercanos. Una marea de hielo amenaza con inundar Mytica. Y su frío puede paralizar los corazones demasiado expuestos...

¿Qué nos ha gustado?
- No dejas de crecer: Magnus es un personaje que lo tiene todo. Es carismático, bueno y malo a la vez, y su presencia en la novela siempre se deja notar. Es sin duda la figura más compleja y bien desarrollada de La marea de hielo.
- Con mensajeLa marea de hielo es una novela que esconde un importa trasfondo moralista detrás de su aparente trama fantástica. La importancia del amor, el poder destructivo del odio o el peligro de la avaricia son solo algunos de las segundas lecturas que Morgan Rhodes inserta en la obra.
- Girando: si algo nos gusta de esta saga es lo imprevisible que es. Y La marea de hielo cumple este requisito a la perfección. Los giros que Rhodes incluye a lo largo de la trama hacen que el lector se mantenga siempre al borde del infarto.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Perdiendo atractivo: en la primera novela de la saga, Cleo era uno de los personajes más carismáticos que había. Sin embargo en las dos últimas su personalidad ha cambiado mucho y en La marea de hielo se gana con creces el título de protagonista más irritante del elenco.

0 comentarios :

Publicar un comentario