miércoles

Reseña: Confesión de un asesino de Sophie Hannah

Cuando su vuelo se retrasa aquella noche, Gaby Struthers se ve obligada a compartir una habitación del hotel del aeropuerto de Düsseldorf con una extraña que debía coger el mismo avión: una joven llamada Lauren Cookson quien se muestra aterrorizada ante Gaby. Pero ¿qué le asusta de Gaby en particular? Ni la propia Lauren sabe explicárselo. Sin embargo, empieza a contarle algo sobre un hombre inocente que está en la cárcel por un asesinato que no cometió.

¿Qué nos ha gustado? 
- Nunca es malo reírse: uno de los aspectos que más nos ha gustado de Confesión de un asesino es la facilidad que tiene Sophie Hannah para insertar momentos hilarantes incluso en las situaciones más tensas. Estos contrapuntos nunca desentonan y sirven para aportar un humor ácido a la trama.
- El amor está en el aire: la química que se forma entre los personajes de Confesión de un asesino es otro de los aspectos positivos del libro. Hay tensión sexual pero también reflexiones amorosas de gran calado y viejos romances. Toda una amalgama de sentimientos que Hannah explota de forma muy conveniente.
- PensativoConfesión de un asesino es ante todo un thriller psicológico. Hannah le concede mucha importancia al interior de los personajes y a sus divagaciones por lo que encontraremos un elenco rico en detalles y con un trasfondo muy bien trabajado.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Lentitud: tal vez por el peso que tiene dentro de la novela la psicología de los personajes, Confesión de un asesino es un libro de desarrollo lento que puede no gustar a los lectores más exigentes.

0 comentarios :

Publicar un comentario