miércoles

Reseña: Somos uno de Sylvya Day

Gideon Cross. Enamorarme de él fue lo más sencillo que me ha pasado nunca. Sucedió al instante. Completamente. Irrevocablemente. Casarme con él fue un sueño hecho realidad. Seguir casada con él es la lucha de mi vida. El amor transforma. Nuestro amor es tanto un refugio en el que guarecerse de la lluvia como la más violenta de las tormentas. Dos almas dañadas entrelazadas en una sola.Ambos hemos destapado y compartido nuestros más profundos y horribles secretos. Gideon es el espejo que refleja todas mis imperfecciones…y toda la belleza que no pude ver. Él me lo ha dado todo. Ahora, tengo que demostrar que soy la roca, el refugio que él es para mí.

¿Qué nos ha gustado?
- Buen cierre: después de la decepción que supuso Cautivada por ti para muchos lectores, Somos uno puede considerarse una recuperación de la magia Crossfire. Como final de saga, cierra muy bien los hilos sueltos y como quinto libro rescata el interés de las primeras novelas.
- Sexo en estado puro: Crossfire se ha convertido en una de las series eróticas más populares, rivalizando incluso con Cincuenta Sombras, gracias sobre todo a las escenas de sexo maravillosamente descritas por Sylvya Day. Somos uno no decepciona en este sentido y encontraremos escenas muy picantes que subirán la temperatura de la habitación en la que estemos.
- Más complejidad: otro aspecto que nos ha gustado mucho es el entramado de capas y sub-historias que Day ha incorporado a la novela. Le da más riqueza a la trama y nos permite conocer mejor a todos los personajes.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Seguimos en descenso: Eva perdió gran parte de su fuerza narrativa en Cautivada por ti y en Somos uno este bajón se confirma. No consigue recuperar la personalidad desbordante que tenía en los primeros libros y eso hace que quede eclipsada por su contrapartida masculina.


0 comentarios :

Publicar un comentario