miércoles

Reseña: La flor y nata de Mamen Sánchez

La joven protagonista de nuestra novela, una periodista recién salida de la facultad y del cascarón, se ha criado, literalmente, entre la flor y nata de la sociedad, esa misma que cada semana aparece retratada en las páginas de la revista de su familia. A raíz de un providencial encuentro en París, deberá enfrentarse al primer reto importante de su carrera: conseguir el reportaje del compromiso y la boda de un irresistible lord con una insoportable (y bellísima) novia italiana. Para lograr el éxito de su misión, nuestra intrépida heroína tendrá que enfrentarse a situaciones que pondrán a prueba no solo su temple sino también sus principios, pues entrarán en conflicto el deber profesional y los dictados de su descontrolado corazón.

¿Qué nos ha gustado? 
- Corazones locos: como buen chick lit, La flor y nata incluye una buena dosis romántica que Mamen Sánchez sabe conducir con desenvoltura. No faltan los comprometidos triángulos amorosos y una desbordante tensión amorosa que pondrá a juego el corazón de los personajes y el nuestro propio. El tándem protagonista es además pura dinamita sexual.
- Entre ricos: el entorno elitistas en el que se desarrolla la trama aporta asimismo un toque interesante a la novela. Gracias a ello recorreremos lujosas mansiones y exclusivos círculos sociales mientras disfrutamos del glamour de la jet set.
- Para reírte: la personalidad de la protagonista y las extrañas situaciones en las que se verá envuelta tienen un toque de humor que no nos pasará desapercibido. Sin pecar de chistes malos ni de encuentros retorcidos, acabaremos riendo en más de una ocasión.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Los de siempre: en lo que más falla La flor y nata es en el recurso reiterado de personajes cliché, algo que no solo afecta a los secundarios sino también a los protagonistas, aquejados la mayoría de ellos de comportamientos previsibles.

0 comentarios :

Publicar un comentario