martes

Reseña: Escamas de Rachel Hartman

¿Crees que lo has leído todo sobre dragones? ¿Crees que es un tema que ya no da más de sí? Seraphina hará que cambies de idea. El oscuro secreto que Seraphina llevaba años ocultando por fin ha salido a la luz. Sin embargo, ahora hay otro asunto mucho más importante: la guerra que acaba de estallar. Para inclinar la balanza a su favor, la reina Glisselda y el príncipe Lucian le encomiendan a Seraphina que salga del reino de Goredd y recorra las Tierras del Sur en busca de otros que comparten su mismo secreto. Lo que no saben es que no todos desean lo mismo y encontrar a algunos podría resultar letal.

¿Qué nos ha gustado?
- Líneas paralelas: algo que nos ha sorprendido gratamente de Escamas es la perfecta conjunción de historias paralelas y vidas enfrentadas que Rachel Hartman implementa en la novela. Se crea un intrincado complejo pero muy bien sustentado que aporta un plus interesante a la novela.
- Buen finalEscamas concluye la historia que Hartman inició en Seraphina. A este respecto lo único que podemos decir es que la novela es muy satisfactoria. Cierra todos los interrogantes, ahonda más y mejor en el mundo de los dragones y concluye la saga con un final que, aunque no es perfecto, gustará a los lectores.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Lentitud: el principal defecto de Escamas es el ritmo excesivamente pausado que tiene la novela. La historia empieza muy despacio y se atasca hacia la mitad (de forma muy parecida a lo que ocurrió en Seraphina) por lo que la trama acaba volviéndose algo plomiza.
- Repetición: a partir del primer tercio, Escamas empieza a hacer aguas. Parte del problema se debe a que Rachel Hartman se guarda la culminación del proceso madurativo de Seraphina para el final pero para asegurar esta gran sorpresa mantiene al lector durante 400 páginas o más en un enredo de acontecimientos que tienden a la repetición y que en algunos casos no avanzan con la historia hacia ninguna dirección.

0 comentarios :

Publicar un comentario