jueves

Reseña: Las sombras de la memoria de Mercedes Guerrero

Tras la muerte de su tía Lina, Maribel Ordóñez se siente más perdida que nunca. Hacía tiempo que esta joven cordobesa se sentía sola, desde que falleció su padre, a quien estaba muy unida. Al menos ha heredado la casa familiar, un lugar que la reconforta y donde habitan dulces recuerdos que la abrazan. Sus paredes parecen haber sido testigo de un centenar de vidas... Casas como estas suelen ocultar secretos del pasado. Curioseando en su nuevo hogar, Maribel encuentra varias obras de grandes artistas de la talla de Matisse o Picasso, así como cuadros que pintó su abuelo, Tomás Ordóñez, cuando vivía en París en los años 40, que jamás hubiera imaginado que eran originales. Maribel acaba de abrir la caja de Pandora y los acontecimientos se precipitan.

¿Qué nos ha gustado? 
- En el corazón de Andalucía: uno de los aspectos que más nos ha gustado de Las sombras de la memoria es la escenografía. Las calles de Córdoba cobran vida a través de las descripciones coloridas de Mercedes Guerrero y los rincones únicos de la ciudad quedan realzados gracias a la preocupación constante de la autora por los detalles.
- Sin altibajos: en lo que también acierta Guerrero es en el mantenimiento del interés. La trama enlaza los acontecimientos de tal forma que el ritmo nunca decae y nos incita a seguir la búsqueda de Maribel hasta el final.
- Unión perfecta: en Las sombras de la memoria se combina el arte con el suspense unido todo ello a los secretos familiares. La fusión de estos tres ingredientes hacen que la novela mantenga un alto nivel de misterio que hará las delicias de los fans del género thriller de investigación.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Forzando: el final es, sin duda, lo peor de Las sombras de la memoria. Las salidas a ciertas situaciones resultan demasiado forzadas y pierden a veces la credibilidad.

1 comentarios :

Muchas gracias por su reseña. Un saludo desde Córdoba. Mercedes Guerrero.

Publicar un comentario