miércoles

Reseña: El juego infinito. La batalla final de James Dashner

Michael vivía para jugar, pero los juegos a los que jugaba ahora son demasiado reales. Hace solo unas semanas todo era divertido, sin embargo, ahora todo es demasiado peligroso. VirNet se ha convertido en un mundo catastrófico y el plan de Kaine, una inteligencia artificial, de poblar la Tierra de mentes artificiales albergadas en cuerpos humanos está a punto de ser completado. Si se sale con la suya conseguirá cyber-dominar el mundo y Michael y sus amigos son los únicos que pueden evitarlo.

¿Qué nos ha gustado? 
- Por fin: James Dashner cierra la saga El juego infinito de una forma muy sólida, dando respuesta a los interrogantes que se fueron abriendo en los dos libros anteriores. No comete por tanto el mismo error que en la serie de El corredor del laberinto lo cual será de agradecer por los lectores y fans del autor.
- Buen avance: aunque el principio de La batalla final es un poco plomizo, Dashner no tarda mucho en recuperar el ritmo y, en conjunto, la novela es muy dinámica, sin demasiado espacio para el aburrimiento.
- Más profundidad: otro detalle interesante de La batalla final es que en esta última novela Dashner concede más importancia a Kaine. Apreciamos mejor su personalidad y entendemos de una manera más clara el trasfondo que hay detrás de este personaje.

¿Qué no nos ha gustado?
- Retorciendo la realidad: como ya ocurrió en el libro anterior, en La batalla final es necesario hacer más de un acto de fe. Ciertos giros de la trama resultan del todo hipotéticos y chocarán al lector por su falta de realismo.

0 comentarios :

Publicar un comentario