jueves

Reseña: La chocolatería más dulce de París de Jenny Colgan

Mientras amanece sobre el Pont Neuf y las callejuelas de París cobran vida, Anna Trent ya está despierta y trabajando, mezclando y revolviendo el mejor chocolate artesanal. Un mundo muy diferente del de la fábrica de chocolate en que trabajaba en su ciudad natal del norte de Inglaterra... El cambio ha sido posible gracias a su reencuentro con Claire, su profesora de francés, quien le ofreció la oportunidad de su vida: trabajar en París con Thierry, su antiguo novio, un maestro chocolatero. Cargando con antiguas heridas, Anna se dispone a descubrir más cosas sobre el auténtico chocolate, sobre Claire y Thierry y sobre ella misma.

¿Qué nos ha gustado?
- Viajando sin movernos de casa: Colgan nos sorprende en La chocolatería más dulce de París por sus escenarios, maravillosamente descritos por la autora. París cobra vida en el libro gracias a la manera que tiene de plasmar narrativamente paisajes, ambientes y espacios de la ciudad del amor.
- Madurando: lo que más nos ha gustado de La chocolatería más dulce de París es lo bien que construye Jenny Colgan el carácter metafórico de la trama pues toda la historia esconde tras de sí un camino de auto descubrimiento que engrandece la trama. Así según va aprendiendo Anna los secretos del chocolate, el personaje irá cambiando y evolucionando de forma muy convincente.
- Genial escritora: Colgan mantiene en La chocolatería más dulce de París la misma prosa que en sus novelas precedentes: rápida, dulce y con un toque humorístico que hace que sea muy llevadera y divertida.

¿Qué no nos ha gustado?
- Ya me lo sé: el principal fallo de La chocolatería más dulce de París es lo predecible que es. La historia no destaca por su originalidad y a veces cae en tópicos y típicos que pueden no gustar a algunos lectores.

0 comentarios :

Publicar un comentario