jueves

Reseña: El agua de la vida de Sara Gruen

Tras conquistar el corazón de más de 10 millones de lectores con Agua para elefantes, llega la nueva novela de Sara Gruen. Fin de año, 1944. Para Maddie y Ellis Hyde, un joven matrimonio de clase alta de Filadelfia, la guerra y la privación son conceptos lejanos. A Ellis sólo le interesa divertirse gracias al dinero que recibe de su padre. Pero cuando el viejo general Hyde les corta su asignación, Ellis decide recuperar el favor de su padre retomando el proyecto en el que éste fracasó años atrás: encontrar al famoso monstruo del lago Ness.

¿Qué nos ha gustado?
- Visitando a Nessy: tanto si hemos visitado el lago Ness como si no, Sara Gruen nos transportará allí a través de El agua de la vida. Las descripciones que la autora hace del mítico lago son una maravilla y gracias a ellas podremos apreciar el escenario con los cincos sentidos.
- El pasado como contexto: como tal, El agua de la vida no es una novela histórica pues Gruen no concede una importancia radical a los acontecimientos históricos del momento. Sin embargo, sí respeta al milímetro los contextos en los que se mueven los personajes (las restricciones durante la guerra, la claustrofobia de los refugios antiaéreos…) lo que hace que la historia gane en realismo.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Cambiando de piel: una de las cosas que más choca de El agua de la vida es la repentina transformación que sufre el personaje de Ellis. Gruen no se detiene a explicarnos por qué sufre un cambio tan drástico de personalidad y eso es algo que desmerece la coherencia interna de la trama y la de los personajes.
- Nada nuevoEl agua de la vida no es una novela demasiado original. Según empezamos a leer nos resultará muy sencillo prever cómo continuará la trama sin margen alguno de error.

1 comentarios :

Sinceramente a mi me ha decepcionado bastante.No solo por lo que comentas de Ellis, sino por los sueños-alucinaciones de Maddie,quizás lo mejor sean las descripciones y los secundarios, Meg y Angus.Previsible y poco original

Publicar un comentario