jueves

Reseña: Cartas desde Tasmania de Anna Romer

Una romántica novela de misterio que reúne secretos familiares, crímenes terribles, traición y pasiones, por la autora de la exitosa novela Una casa en Thornwood. Cuando todo lo que crees saber se desmorona ¿saldrías huyendo? ¿O afrontarías la verdad? Ruby Cardel tiene una vida en apariencia normal -un novio cariñoso, una profesión que le apasiona-, pero en un terrible momento su mundo se derrumba. El descubrimiento de que la muerte de su hermana Jamie no fue un accidente le hace cuestionarse todo lo que sabe acerca de ella misma y de su pasado.

¿Qué nos ha gustado? 
- Con imaginación: como ya ocurrió en Una casa en Thornwood, Anna Romer nos hace viajar a los escenarios en los que se desarrolla la trama de Cartas desde Tasmania gracias sobre todo a su talento narrativo. Las descripciones están tan bien dibujadas que te trasladan al mundo de Ruby y Brenna como si viviésemos en él, haciéndonos sentir cada pequeño detalle.
- Un paso más alláUna casa en Thornwood fue una novela muy rica que nos sorprendió y gustó a partes iguales. Sin embargo, hay que reconocer que Cartas desde Tasmania es aún mejor. Más completa y segura en cuanto a escritura y con el mismo misterio y giros imprevistos de su antecesora.
- En paralelo: la narración dual con la que está conducida la trama de Cartas desde Tasmania es otro punto a favor. Las dos líneas argumentales de la historia mantienen su propio atractivo haciendo que los cambios temporales no desmerezcan el desarrollo de los acontecimientos lo más mínimo.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Ralentí inicialCartas desde Tasmania comparte con Una casa en Thornwood un defecto común: el arranque lento y plomizo. Parece como si a Romer le costara trabajo entrar en materia y esto hace que el lector se pierda un poco en los primeros capítulos.

1 comentarios :

Publicar un comentario