miércoles

Reseña: La concubina rusa de Kate Furnivall

Una historia de amor apasionante en el nacimiento de la China comunista. Año 1928. Exiliadas de Rusia tras la revolución bolchevique, Lydia y su madre han hallado refugio en China. La ruina económica las acecha, y Lydia recurre al robo. Cuando un valioso collar de rubíes desaparece, Chang An Lo, amenazado por las tropas que van a la caza de comunistas, la salva de una muerte segura. Obligados a enfrentarse al comercio del opio, a la traición y el secuestro, su relación se verá puesta a prueba hasta límites insospechados.

¿Qué nos ha gustado? 
- Emociones a flor de piel: La concubina rusa es un libro en el que los sentimientos juegan un papel muy destacado. No solo los del personaje principal, Lydia, sino también los del resto de figuras, cuyo sufrimiento se mezcla de una forma magistral con la alegría, la tristeza, la soledad y el amor en un tapiz de emociones muy bien plasmado por parte de Kate Furnivall.
- Retorciendo lo de siempre: el paso de la infancia a la madurez encarnada en una mujer durante unas circunstancias especialmente complicadas no es algo nuevo en la literatura. Sin embargo, Furnivall consigue dotar a este tema tan manido de un toque especial que lo hace diferente y que convierte la novela en una lectura agradable.
- ¿Sientes lo mismo que yo?: Furnivall es una escritora con mucho talento. Cuando describe olores, sentimientos, hechos doloroso para los personajes o escenarios de una arrebatadora belleza lo hace con semejante fuerza que el lector sentirá cada cosa que ocurre en la trama en sus propias carnes.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Apareciendo de la nada: lo que no termina de funcionar en el libro es la presentación repentina de personajes. De repente, van apareciendo figuras sin una explicación coherente que limitan la coherencia de la trama y que desconciertan bastante al lector

0 comentarios :

Publicar un comentario