jueves

Reseña: El cazador de fortunas de Daisy Goodwin

La Emperatriz de Austria, aburrida de la Corte y de su ausente marido, decide viajar a Inglaterra en plena temporada de caza. Ahí coincide con el Capitán Bay Middleton, diez años más joven que ella y alguien que no se deja amedrentar ni por el carácter ni por la belleza ni por el rango de Sisí. El amor, el deber, la emp eratriz se debate entre el atractivo joven y sus responsabilidades. Y en paralelo, la heredera Charlotte Baird, enamorada del capitán, se pregunta si no ha caído rendida a los pies de un cazador de fortunas.

¿Qué nos ha gustado? 
- Combinación exitosa: uno de los puntos fuertes de El cazador de fortunas es el cuidado trasgfondo histórico que Daisy Goodwin plasma en la novela. Desde las costumbres sociales de finales del XIX hasta el lenguaje característico de la época. Todo queda reflejado a la perfección en el libro.
- Bien trabajado: como viene siendo costumbre en las novelas de Goodwin, la prosa de El cazador de fortunas no decepciona. No encontramos partes empastadas ni largos pasajes aburridos. La autora opta por un estilo claro y conciso que facilita, y mucho, la lectura.
- Luchas internas: otro de los aspectos que más nos ha gustado de El cazador de fortunas es el elenco. No tanto por su caracterización sino más bien por la tensión que Goodwin crea entre ellos y la red de orgullos, venganzas y amores que se van formando entre ellos y que, al final, se convierten en el principal baluarte del libro.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Cambiando la historia: aunque la escenografía está muy bien trabjada, Goodwin altera intecionadamente ciertos hechos que desmerecen en gran parte la precisión histórica del libro y que restan objetividad a la trama.

0 comentarios :

Publicar un comentario