martes

Reseña: La sombra de la memoria de Susan Crawford

Dana Catrell descubre que su vecina y amiga Celia ha sido brutalmente asesinada. Ella es, además, la última persona que la vio con vida. Toda la situación se ve empeorada por la condición mental de Dana: sufre de un trastorno bipolar agravado por manía persecutoria que empeora por momentos y no recuerda qué es lo que sucedió aquella tarde en que Celia murió. Todos los indicios empiezan a señalarla como sospechosa y Dana debe ir contra reloj para demostrar su inocencia antes de que la demencia se apodere de ella por completo. A no ser, claro está, que en realidad sea ella la asesina. ¿Qué es lo que pudo llevarla al asesinato? ¿Es capaz de un acto tan abominable? ¿Cómo puede ser que alguien olvide algo tan atroz?

¿Qué nos ha gustado? 
- Engancha: Susan Crawford logra en La sombra de la memoria atarnos a las páginas del libro. La autora maneja el misterio de tal forma que nos será difícil dejar a un lado el libro y ponernos a hacer otra cosa.
- Final a lo grande: la conclusión de La sombra de la memoria es muy probablemente lo mejor de la novela. Espectacular y al mismo tiempo coherente con la trama, da respuesta a todos los interrogantes sin caer en soluciones improvisadas ni manidas.
- En la mente humana: desde el punto de vista genérico, La sombra de la memoria es una mezcla entre novela negra y drama familiar pero tiene un detalle que la hace particular: la magnífica recreación que Crawford hace de la psique humana. La forma que tiene de adentrarnos en los pensamientos de los personajes aporte un plus único que hay que tener muy en cuenta.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Sin grandes alardes: lo que sí le falta a La sombra de la memoria es algo más de desarrollo y caracterización en los personajes. La mayoría carecen de la tridimensionalidad que cabría esperar y quedan muy enmarcados en los estereotipos más convencionales.


0 comentarios :

Publicar un comentario